Las noches del Sur

Qué bonito tu comentario, Mar! Un placer siempre recibirte,
Un abrazo fuerte, querida poeta!:rose::blue_heart:

Muchas gracias, Alex!
Un abrazo! :hugs:

1 me gusta

Y un placer recibirte por mi rincón, Romstine.
Muchas gracias, compañero! :heart_eyes:

1 me gusta

Mil gracias, amiga! Buen domingo y
muchos besitos! :hugs::hugs::kissing_heart::kissing_heart:

1 me gusta

Hay tantas cosas que contar del Sur, como aromas existen en el aire…
Hermoso poema Maria
Gracias por tanta belleza
Un fuerte abrazo

1 me gusta

Siempre el lugar del sur es desde donde escribimos, por qué tendrá esa magia el sur?
Buen texto

1 me gusta

¡Maravilloso! Gracias.

1 me gusta

Por nada :heart:, siempre es grato poder leer tus poemas :hugs: saludos!!

1 me gusta

Gracias a ti por leerlo, amigo.:hugs::hugs::rose::rose:
Un abrazo grande!

1 me gusta

Un buen interrogante…yo le añadiría bastantes respuestas… :blue_heart:
Gracias por leerlo, compañero.

1 me gusta

Gracias a ti! Me alegra recibirte por aquí.
Saludos afectuosos, Joan.

Hermosos versos amiga.

1 me gusta

Muchas gracias, Edith! Abrazo.:heart_eyes::hugs:

¡Un maravilloso canto al Sur! :clap::clap::clap:

1 me gusta

Hermoso poema, María!! El sur…siempre el sur…
Abrazo

1 me gusta

¡¡¡La madre que te parió tres veces!!! ¡¡Ay, casi que me da algo cuando lei esto!! ¡Me gustó! —lo tuve que leer tres veces… cuidado y sino cuatro—. ¡¡Ufff!!, ¡una preciosura! Usted ni es una Picasso ni una enumbrecida Rembrant; usted es una Greca norteña de los montarrales más arrestes de Donostia… ¡¡¡Qué bello cuadro has pintado con los colores que van ligados al peso propio de las palabras!!! —como decía el poeta Rafael Cárdenas en su “Ars Poetica”—. Me fascinaron los párrafos 2, 5 y 7, pero en general, lograste conglomerar aquí, la efigie de un poema BESTIAL.

Me da rabia leerte je, je, je… Todavía me estoy preguntado por qué carrizo no fui yo el que escribió esta vaina… ¡De verdad, precioso! —yo sé que soy un poco extraño porque me dejo guiar por lo que dicten las sensaciones—. Cuando yo puedo ver en la mente el poema que estoy leyéndolo ¡¡Ufff!!, eso es casi como antelación de un orgasmo… ¡Disfruté muchísimo leyendo tu poema!

¡Gracias por el buen rato! —¡Ay!, eso de dar las gracias por el buen rato me recuerda a una vieja amiga que, cada vez que terminaba de follar con el amante de turno, ella le decía: “¡Ay! ¡Chacho! ¡¡¡Gracias!!! ¡Usted sí que sabe hacer bien su trabajo!”—.

Saludos, María (un abrazo).

1 me gusta

Dicen por ahí que la gracia del poeta radica en ver y en sentir aquello que a la mayoría se les escapa. Si ya estaba casi de acuerdo con esa definición de poeta,ahora lo estoy ya definitivamente después de leer este poemazo que alguien ha tenido la brillante idea de rescatar del olvido.
Las noches del sur y, sobre todo las noches de verano, son exactamente todo eso que dices. Yo así las he sentido cada vez que he tenido la suerte de vivirlas. Noches de Sevilla, de Granada, de Málaga…Noches encendidas y a veces incendiarias derramando poesía por cada una de sus horas, en cada una de sus calles o plazas. Precioso María. Un poema para leerlo repetidamente en cada noche en el sur o en cualquiera de los otros puntos cardinales porque lo bello es bello en todas partes y en todas las estaciones.

Abrazo

1 me gusta

Muchas gracias por traerlo otra vez, amigo.
Un enorme abrazo, mi Salva!:hugs::kissing_heart:

Muchas gracias, Paco! El sur…siempre el sur…:sunny::blue_heart::heart:

1 me gusta

Siempre me haces reír con esa efusividad que te caracteriza, amigo!! :sweat_smile:
Gracias por este largo comentario para este poema tan barroco y abigarrado de metáforas…

Un abrazo fuerte, Chane!:hugs::pray:

1 me gusta