Viaje

Yo estaba en el inicio,

entonces…

Tú soltaste la mano ¿Quizá fui yo?

El tiempo, quizá…

La maleta en el suelo,

frío, de estación.

El típico humo de película antigua.

Pasos repicando en el andén.

Una mujer con abrigo y sombrero,

mirando, sus ojos cerrados.

Subí al tren.

En el andén quedó la maleta. Dentro:

la mitad de un sueño, un trozo de pena,

una mano desnuda sin sus huellas.

El maquinista tocó el silbato. Empezó

el viaje.

Se oyó

ese chirrido que duele a nostalgia.

No había nadie en el vagón.

Traqueteo de un paisaje de invierno

golpeando la cara.

Al despejarse la niebla, ella abrió

la puerta (traía luz y caramelos).

Aprendí que todo es relativo.

Desde entonces se sucedieron viajes.

Estaciones. Melancolía otoñal.

Duermevela sobre campos de amapolas.

El verano y su vacío:

tanta claridad quitaba el miedo,

pero iluminaba la ausencia de límites.

Cada estación era un nuevo esperar.

El ruido del tren. El insoportable silencio.

La maleta en el andén.

En esa época empecé a necesitar protector gástrico.

….

¿Qué es no ser? ¿Se puede ser

el reverso de la vida y no ser muerte?

Sin ser, sin nombre.

15 Me gusta

Que buenos versos, ese viaje que provoca multitud de emociones internas y desgarros, con un broche que nos cuestiona, muy intenso, poeta!!!:clap::clap:

1 me gusta

Muy bello poema poeta!

Subí al tren.

En el andén quedó la maleta. Dentro:

la mitad de un sueño, un trozo de pena,

una mano desnuda sin sus huellas.

El maquinista tocó el silbato. Empezó

el viaje.

Se oyó

ese chirrido que duele a nostalgia.

1 me gusta

Me quedé colgada de esas escenas del tren, que tan bien describes con esos versos pausados, amigo.

Hermoso poema y ese final para la reflexión, muy tuyo…:roll_eyes:

Me alegra que asomaras de nuevo tus versos por aquí.
Un abrazo enorme, Rafa!:kissing_heart::hugs:

1 me gusta

Qué bien que has vuelto por aquí, Rafa.
Me he enamorado de este poema.
Es magnífico. Un estilo muy tuyo. Genial :clap:

1 me gusta

Emociones puestas en palabras. Gracias por tu lectura, Ana María.

Gracias por asomarte a mi viaje, Alejandro.

1 me gusta

Estoy con distracciones, ocupaciones y un poco disperso, pero no quiero perderme el hilo de Poémame.
Es un poema que tenía casi terminado desde hace tiempo.
Fuerte abrazo, María :hugs: :sun_with_face:

1 me gusta

Gracias por tu comentario. Un gusto también volver a leerte. :hugs: :hugs: :sun_with_face:

1 me gusta

Un viaje emocionante, Precioso poema @Rraffa

1 me gusta

Muchas gracias, Alfonso.

1 me gusta

Qué maravilla de poema.

Es hermoso.

Me he sentido dentro de él,
como estar en una película.

Pensé en un momento estar leyendo a Agatha Christie y dije, ¿dónde está Poirot? Y en ese momento Hastings me estaba narrando el poema.
Jajajá…
Saludos cordiales y muchas gracias por el viaje en tren.

1 me gusta

Me gustó esa lectura al modo de película de intriga. Gracias por acompañar el viaje. Saludos.

1 me gusta

Sí. Parece una peli antigua.

Con su tren que se marcha, su chica rubia de falda larga. Él, apesadumbrado, fumando un cigarro,… Y un halo de misterio…

Pero vamos, que al final, el asesino es el mayordomo…

:joy::joy::joy::joy::joy:

Me gustó pasar. Interesante poema de cine clásico.

1 me gusta

Me gustan las escenas de estaciones de tren antiguas, entre el humo y la niebla; llenas de interrogantes. Gracias por tu comentario :grinning:

1 me gusta

Que romántica historia y bella

1 me gusta

Muchas gracias, Jorge.

Hermoso poema narrativo, con un final que pregunta, que interroga, y sigue escrutando las eternas dudas. Además exigiendo más poesía,… si es como este poema, estupendo. Un saludo cordial.

1 me gusta

La vida y sus vacíos, tan llena de ausencias

Muy profundos tus hermosos versos , es tan difícil no ser. Un gusto leerte de nuevo. Abrazos cariñosos. :hugs:

1 me gusta

Muchas gracias por tu comentario. Un abrazo :hugs:

1 me gusta