Una leve memoria

Un leve sedimento de memoria
queda en la superficie de las cosas;
edifica, despacio, esas piadosas
leyendas que conforman nuestra historia.

Nos habla de distancias, de la euforia
entrevista en los ojos de esas diosas
que habitan en las noches azarosas;
en otra vida, terca y ya sin gloria.

En el polvo de voces sepultadas,
en las marchitas fotos de gastadas.
canciones, sólo se oye la tristeza.

La soledad se asienta en el vacío,
en el recuerdo inútil, en el frío
reflejo del silencio y su certeza.

9 Me gusta

Bello soneto, se siente un presente hecho nostalgia de un pasado mejor…:blue_heart:
Buen día, José Antonio.

1 me gusta

Precioso broche de cierre, para un hermoso soneto.

Saludos José Antonio.

1 me gusta

Grande! Será por eso que siempre me llevo esas cosas mías conmigo cada vez que me mudo… ese sedimento existe, poeta! :clap: :clap: :clap: :heart:

1 me gusta

Siempre miramos hacia ese pasado perdido; pero, no por la búsqueda de una lectura mítica, sino porque ahí está nuestra juventud. Muchas gracias por tu enriquecedor comentario. Un saludo.

1 me gusta

Muchas gracias por tus amables palabras. Me alegro que te haya gustado. Un saludo.

1 me gusta

¡Y tanto que existe! Gracias a eso podemos seguir viviendo. Muchas gracias. Un saludo.

1 me gusta

Melancolía dulce en ellas, desde esa pluma que obedece lo que el corazón siente. Siempre es una ganancia leerte Poeta querido.

1 me gusta

Muchas gracias por apreciar este poema. Un saludo.