Un mar de sombras

Porque la voz en alto ahuyenta
el viento miente,
ya nada oculta el pensamiento,
pudiera ser otro sueño
como sin hacer nada
todo retorna.
Amanece en la ventana cuando los pájaros
en la habitación cuando los espejos,
serían reflejos
serían acaso otros cuerpos,
que no tienen que ver con la mirada
que acaso están detrás del día
Como aquella noche en otro lugar,
un mar de sombras
que baña también la habitación.

16 Me gusta

La sombra es una bailarina que sigue la coreografía marcada por la luz. Aplausos Héctor.

Tal vez la poesía sea una incertidumbre, que nos envía a la eternidad. Hermosa tu poesía. Un saludo.

Domingo, sí, también la sombra vibra. Muchas gracias por tu lectura.
Un gran saludo.

1 me gusta

Pedro, muy agradecido con tu lectura y por el contenido de tu comentario.
Un gran saludo.

Ese mar de sombras siempre presente, poeta!!!:clap::clap::clap:

Vivir en tinieblas, es navegar en un mar de sombras con la mirada atenta, en lontananza, atisbando confiado en que aparezca una luz.
Bello poema. Hector
Abrazos

1 me gusta

Muchas gracias, Ana María, por tu lectura y comentario.
Un gran saludo.

1 me gusta

Pedro, muchas gracias por tus palabras y lectura.
Un gran saludo.

1 me gusta

Las gracias a ti, Hector
Abrazo

Precioso final para ese poema tan hermoso.
Saludos, Héctor!

María, muchas gracias por tu comentario. Agradezco tu lectura.
Un gran saludo.

1 me gusta

Hermoso poema, Héctor :sunny: :sunny:
Un saludo :sunny: :sunny:

Francisco, muy agradecido con tu lectura.
Un gran saludo.

1 me gusta

Hermosos versos. Felicidades :clap: :clap: :clap:

Gracias a ti.
Igualmente :sunny: :sunny:

1 me gusta

Sinmi, te agradezco tu lectura y comentario.
Felicidades y un gran saludo.

1 me gusta