Soneto.- la voluntad de acción

La voluntad de acción nos acompleja
si la misma aptitud no compartimos,
si los mismos errores repetimos
que a fuerza de timón nos despelleja.

Porque del buen camino nos aleja
si acaso se supone conocimos,
cuando muchachos inocentes fuimos
sin haber emitido ni una queja.

Será que sin cuidar las amistades
de la apariencia yo me fío poco
y a cotejar me pongo las verdades,

porque previendo ya cualquier sofoco
yo me niego a escuchar barbaridades
y por si acaso aquí madera toco.

4 Me gusta