Soneto.- el primer amor

Como el primer amor nunca se olvida
habrá que mantenerlo muy presente,
aunque parecer pueda incoherente
y en ocasiones pueda ser suicida.

Dios quiera que una estatua igual me impida
ante el amor mostrarme indiferente,
porque no tenga dos dedos de frente
y los deleites del placer no mida.

Quizás a tanta fantasía ajeno
yo me muestre en bastantes ocasiones
tal que aún desconfiara del demonio,

quien repartiendo sin pudor veneno
con sus trampas destroza corazones
una vez se consuma el matrimonio.

5 Me gusta

Muy bueno. Gracias por compartirlo

Buenos días Alfonso, gracias y feliz navidad :smiling_face_with_three_hearts: :+1:

1 me gusta

Igualmente @Lpq1950 que san felices en reunión con la familia.

Muy bueno, con mucha sabiduría, poeta!!!