Rindiendo honores

Ocultando sentimientos, vamos tirando adelante,
sin que el vecino lo note, por si dar nos diera el cante
y respuesta no tengamos, a propósito, no obstante.

Quien sabe si por medrar, tengamos ya mucha prisa,
que existir igual no exista, hoy día mejor divisa
que echar manos sin prejuicios, de algún cambio de camisa.

Quien sabe si insatisfechos, perdiéndose los valores,
por un plato de lentejas, al clan rendimos honores,
por más que la dignidad, perdamos de mil amores.

2 Me gusta