Piedras estelares

Desvestirnos dura la eternidad
de los instantes.
La desnudez es infinita,
como la luz de un diamante.

Sentimos la fiebre
de la erupción de los volcanes.
Nos abrimos los huesos
con besos de huracanes.

Gime la noche,
el placer en la piel centella.
Sos un oasis de luna
con perfume de estrellas.

Giran los cuerpos,
como si fuesen planetas en el cosmo
Y fuegos brillantes
de piedras estelares somos.

Se arquean nuestros esqueletos,
Como si fuesen juncos,
en los brazos frenéticos
De los vientos.

6 Me gusta

Aclaración :este poema fue publicado en el viejo poémame.

Versos apasionados y hermosos. Saludos poéticos.

1 me gusta

Bello poema, amigo!!Muy…brillante!!:star2::star2:
Un abrazo fuerte, Martín!

1 me gusta

Gracias por tus palabras, Sinmi. Se agradecen y se valoran. Te mando un abrazo.

1 me gusta

Gracias, querida amiga. Siempre es un placer recibir tu lectura. Te mando un abrazo grande.

1 me gusta