Olvido

El olvido me recuerda a tus besos.
Mientras escribo textos y versos,
Abro las ventanas y dejo entrar el cielo.
Te tomo en mi memoria a sorbos lentos, como el café, amargo te prefiero.
Enmudeces entre la bruma y desapareces.
No te busco, te encuentro a veces.
Ausente, callada
parece que levites etérea en la niebla.
Acerco mi mano y al tocarte, tus labios tiemblan.
Algunas veces me pregunto si eres real o solo una musa de mi torpe inspiración.
Otras, en cambio, pareces hecha de musgo, de rocío, de primavera.
Recuerdo ser brasa entre tus muslos, crear una religión y darte toda mi devoción.
Conquistar para tí tierras, mares,
un mundo en una esfera.

Ahora, que no estás, soy almacén de desechos.
Un corazón perdido que abandonó su pecho.
Olvidar tu recuerdo podría
Pero…
Recuerdo olvidarte todos los días

6 Me gusta

Preciosos versos repletos de recuerdos, donde el olvido siempre es tan costoso, poeta!!!

1 me gusta

Muchísimas Gracias Ana María! :pray::rose:

El recuerdo es un quiero y no puedo.
Quizá a veces es que no queremos olvidar.
Me ha encantado lo de “Te tomo en mi memoria a sorbos lentos” y “Recuerdo olvidarte todos los días”.
Muy bonito, querido Joan :smiling_face_with_three_hearts:.

1 me gusta

Muchas gracias querida wall! Siempre tan atenta conmigo, es un placer leer tus valoraciones, me haces ver cosas en mis escritos, que por mi mismo no veia.
Gracias :kissing_heart::pray:

1 me gusta

Precioso. Llenos de recuerdos, que no te dejaran
Abrazos Joan.

1 me gusta

preciosos versos, de la musa o del recuerdo

1 me gusta

Agradecido por tus palabras Magdalena !. :kissing_heart::rose:

1 me gusta

Muchas gracias Eusebio! Un placer y un abrazo. :pray:

1 me gusta