Nada que ofrecer Soneto (196)

Apenas nada tengo que ofrecer;
mis versos recitados al azar
mecidos por el viento a mi pesar
que pocos se entretienen en leer

No puedo grandes cosas prometer
mi anhelo es ser sincera, no halagar
no suelo, a la primera, prejuzgar
mi credo es aliviar y comprender.

De mi rostro, los ojos estandarte,
mi lengua, da consuelo, agradecida,
la risa, en mi mirada sobrevuela.

Arrímate a mi lado, quiero darte
Abrazos y caricias sin medida
jugándome la vida sin cautela.

196 NADA QUE OFRECER

10 Me gusta

Precioso soneto, compañera. :rose:

1 me gusta

Me gusta tu soneto que va configurado con un buen ritmo y la conclusión de los tercetos, muy bellos, nos muestran , en ,verdad, la clara definición de lo que se ofrece. Muy bien construido. Enhorabuena.

2 Me gusta

Hermosa declaración de intenciones…:blue_heart::rose:
Precioso soneto!
Un abrazo, Águeda.

1 me gusta

Muy buen Soneto.
Un abrazo

1 me gusta

Muchísimas gracias :kissing_heart:

1 me gusta

Un honor leer este comentario y saber que el mensaje llega, muchas gracias :kissing_heart:

1 me gusta

Muchísimas gracias amiga😘

1 me gusta

Muchas gracias amiga😘

1 me gusta

¡Que hermoso soneto endecasílabo clásico!
¡Preciosamente construido!

Con la primera estrofa me has conmovido hasta más no poder.

Y luego leo el primer terceto, y digo:
¿es que con todo esto haría falta que ofrecieras más?
Es lindo, conmovedor… y ese cierre de “jugarse la vida sin cautela” estuvo maravilloso.

¡Que poeta tan buena eres!

¡Un fuerte abrazo! :sunflower:

1 me gusta

Qué comentario tan hermoso…muchísimas gracias, de corazón
:sparkling_heart:

1 me gusta

Está muy guapo! por poner una pequeña pega constructiva, el verso final me suena un poquito redundante (creo que es difícil jugarte la vida cautelsamente)
Gracias :slight_smile:

1 me gusta

Muchas gracias por tu comentario, sí que a lo mejor tienes razón con lo de jugarse la vida con cautela, pero bueno, cuando tenga tiempo me paro y veo si lo puedo recomponer…gracias