Mi huerto (o De la agricultura heroica)

Aquí están mis hortalizas
que empiezo a recolectar
no creáis que ha sido fácil
su historia os voy a contar

me vieron sembrar los pájaros
también las listas hormigas
que de mis ricas semillas
se comieron la mitad

ya con los primeros brotes
los caracoles despiertan
y me visitan conejos
¡no veáis qué mortandad!

pues moluscos y rodentes
-vaya qué casualidad-,
no gustan de malas hierbas
que a mano yo he de arrancar

Y a final de primavera
el diluvio universal;
cuando las aguas bajaron
apareció el lodazal

y los hongos, en tropel
se alojaban en las hojas,
que a la fuerza ocupadas
debía yo eliminar

luego empezó la campaña
contra pulgón y polilla
a los que pronto siguieron
la araña y la cochinilla

no queriendo fumigar
a pellizcos los mataba
pobres yemas de mis dedos
a punto de reventar

los frutos van engordando
y a medida que maduran
los gorriones merodean
a ver qué pueden pillar

menos mal que por fortuna
un poco me va quedando
que abastezca mi despensa
después de tanto quebranto

cien por cien ecológico
os lo puedo asegurar;
fue el único tratamiento
el de mi artrosis lumbar.

8 Me gusta

Muy divertido este poema, aunque no lo fue tanto llegar hasta la cosecha.
Me encanta la foto, Antonio.
Disfruta tu huerto :tomato::eggplant::melon::cucumber::carrot:

Muchas gracias, Wallace. Aunque sufridas, mis hortalizas valen la pena.

1 me gusta

Bonita historia poética la de tu huerto. Me has sacado la sonrisa con los avatares de tus hortalizas…:blush::green_heart:
Buenas noches, Antonio!

Es genial, poder conservar el buen humor a la hora de trasplantar a poema las desventuras del huerto…los ciclos devastadores y ladrones naturales han quedado en segundo plano.

La fe en uno mismo es el mejor abono…sin duda.

Muy bien contado.

Saludos

Muy amables tus palabras, María. Lo primero que hago por la mañana, al levantarme, es ir a ver el huerto. Si sobreviene alguna emergencia o requiere algún cuidado… Pero además, estar entre mis plantas me lleva a profundas reflexiones, hasta el punto de pensar que más que agricultura, es filosofía.

1 me gusta

Gracias, Pedro, por tu amable comentario. El huerto es una disciplina, o quizás una manifestación inconsciente de la actitud del hombre en la vida. Hay que cuidar lo que hacemos, aun sabiendo que una gran parte de ello se malogra.

Un poema en el que nos narras con humor y perseverancia las dificultades de cultivar un huerto ecológico.

Versos que nos invitan a apreciar el esfuerzo y la dedicación del trabajo, resaltando las recompensas.

Gracias por llevarnos por este viaje tan personal a través de tu huerto y tus vivencias con él.

Gracias, Alejandro, por visitar mi huerto-escuela de filosofia estoica.

1 me gusta

Jjj todo un periplo bello y lírico para recolectar tus ansiados frutos, pero seguro que son un majar!!!:clap::clap::clap:

Aseguras bien, Minada. Los calabacines son pura miel; los tomates, feotes pero sabrosos; patatas y cebollas, deliciosas; pimientos suaves y aromáticos; perejil y cilantro superfragantes; melones, sandías y berenjenas, aún están por llegar…