Me preguntas cuánto te quiero

Me has preguntado ayer cuánto te quiero
y no se contestarte.
Mi amor no es un ente físico,
no se puede medir, ni encajonarse.

Está aquí, a mi lado:
En el dolor suave de mis hombros
cansados de abrazarte;
en el quieto sopor que me domina
al poco de dejarte;
en el poso dulzón de esta tristeza
que no quiere matarme…

Está conmigo en esta noche fría,
en esta larga, encallecida tarde,
en el ir y venir de alegres gnomos
que juegan en los ríos de mi sangre.

En esta rara sensación que brota
y hace temblar el aire
como una triste alondra estremecida
que busca nuevos cauces…

…En tantas cosas, simples y sencillas,
que vienen a encontrarse
en unos versos, que ya parecen viejos
a fuerza de arrastrarse,
y son la pálida esencia de ese vino
que nunca llega a hartarme.

8 Me gusta

Precioso poema, bellos , muy bellos estos versos…

Saludos

1 me gusta

Pues creo que con estos versos está más que respondida…
Es precioso el poema, Luisma.

1 me gusta

Muchas gracias, me alegra que te guste. Un cordial saludo.

1 me gusta

Muchas gracias @wallacegere, me alegra que te guste. Un poco antiguo, pero siempre me ha gustado porque es de esos que “te salen” sólos… Un cordial saludo.

Precioso poema, Luisma! :rose::rose:
Los versos viejos y hermosos tienen que salir a la luz de vez en cuando…

Abrazos, me alegra leerte, amigo.:hugs: