Los nuevos inquilinos

-Por amor de Dios levántate.
-Un poco de empatía que me estalla la cabeza.
-Sal de la cama debemos irnos.
-Vale, haya paz y no grites, por favor.
-¿Sabes qué día es hoy?
-¿El día de la amistad entre perros y gatos?
-Esto no es un juego, Daniel.
-De acuerdo, cariño.
Sin ganas se levantó arrastrando los pies hasta el cuarto de baño. El espejo devolvió una imagen irreconocible: Su cara destrozada y cubierta de sangre. El terror le invadió.
-Hoy hace un año que nos asesinaron en esta misma habitación -dijo ella. Los nuevos inquilinos están en el jardín.

(… Hasta aquí 100 palabras. Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras)

Continúa…

No se había dado cuenta hasta ahora. En el pecho de ella la sangre teñía de rojo su camisón blanco. ¿Realmente estaban muertos?
-Debemos irnos -insistió ella. Una nueva familia va a ocupar la casa y están a punto de entrar.
-Quiero verles -balbuceó aturdido cruzando el dormitorio y saliendo al pasillo.
Se asomó desde la barandilla; estaban abajo en el salón.
-Parecen felices.
-Comienzan una nueva vida, tienen ilusiones igual que las tuvimos nosotros -susurró ella con tristeza.
-Y unos criminales entraron en nuestra casa, acabaron con todas esas ilusiones y ahora estamos muertos -gritó él entre lágrimas.
Dime, ¿quién lo hizo?
Ella entorno los ojos.
-¿Qué pasa? ¿no lo descubrieron? ¡¿Es eso?! -Su nerviosismo iba en aumento.
Volvió a mirar hacia abajo. Era un matrimonio joven y ella estaba embarazada. Atendían a las explicaciones del arrendador. Todo parecía estar en orden.
Reconoció al casero. Un tipo simpático, quizá demasiado simpático. Siempre le resultó un pesado.
-No nos dio tiempo a defendernos -dijo ella. A ti te golpearon con una barra de hierro en la cara. Moriste en el acto. Luego fueron a por mí. Me violaron y, después, me dispararon en el pecho. Borraron todas las pruebas y se deshicieron de nuestros cuerpos ocultándolos en los cimientos de una obra bajo toneladas de hormigón armado. Jamás nos encontrará nadie y nunca descubrirán a quienes lo hicieron.
-No puede ser que nuestro asesinato quede impune. Alguien tuvo que ver u oír algo –añadió con desesperación y buscando en los ojos de ella una respuesta. Pero los suyos estaban fijos en la escena que acontecía en el salón.
-Lo peor es que la historia se volverá a repetir. Ellos correrán nuestra misma suerte.
Él la miró horrorizado. Quiso tocar su mano imaginando todo lo que tuvo que sufrir antes de morir. Entonces se dio cuenta hacia quien dirigía su mirada. Con insistencia y con rabia seguía cada movimiento del casero.
-¡Fue él!, ¿verdad?
-Iban borrachos, el casero y su socio entraron con su propia llave. Dormíamos, no tuvimos ninguna oportunidad; ellos tampoco la tendrán. Debemos irnos, Daniel.
Entre alaridos de impotencia, él bajo hasta el salón. Quería golpear, rodear con sus manos el cuello del casero y apretar con todas sus fuerzas hasta estrangularle, pero no pudo hacerlo. No pudo ni siquiera tocarlo. Tampoco supo cómo advertir del peligro que les acechaba a los nuevos inquilinos. Era dolorosamente injusto, pero estaban muertos y no podían hacer nada.

Un mes después mientras la pareja dormía en su habitación, una llave giró dos veces dentro de la cerradura y la puerta de la casa se abrió entre las oscuras sombras de la noche.

541 palabras en total


18/Enero/2022
Screenshot_20220118-175347_Chrome
UNSPLASH


Hasta las 100 palabras publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras

Palabras a incluir regaladas por Manu Tenorio, cantante:
AMOR – EMPATÍA – PAZ – AMISTAD – CARIÑO

14 Me gusta

Que bien desarrollado y argumentado el relato, mantienes la incógnita hasta el final, me ha recordado la fantástica película de Amenábar “Los otros”, muy bueno, poeta!!! :kissing_heart::kissing_heart:

1 me gusta

Me ha encantado, aunque al principio me imaginaba una cosa y de repente apareció la sangre, me dije : con lo bien que iba y ¡zas!, a las primeras de cambio resulta que estaban muertos. Me disgustó, con lo simpáticos que me habían caído. Pero luego lo pensé bien, si yo hubiera sido asesinado, no hubiera vuelto al lugar de los hecho. Me iría con Satanás al infierno, seguro que allí, aunque sea calentita, hagan la fiesta de la cerveza. Ozú como beben las alemanas. Luego me pregunté, leñe ¿la señora esta no conoce flavia oxiasion, para lavar el camisón? yo creo que en un año le habrá dado tiempo. Pero caí en la cuenta que había sido sin querer. Luego llegaron los inquilinos, que ya podían haber avisado, no que tenían a la pobre señora con el camisón colorao, la cena sin preparar y encima le ocupan la casa. ¿ Te imaginas ? te matan en un momento y te ocupan la casa. No hay que descuidarse ni cuando se muere uno… Pero resulta que ahí no queda la cosa, había una trama organizacda mafiosa y fascinerosa <<uy me ha recordado al caballo de alguien >> Cuando estaban allí los ocupas tan calentitos, no debían haber pagado el alquiler de la ocupación, que entraron otros criminales. A todo esto, allí seguía la señora con el camisón colorao, con mas miedo que Spíderman en un descampado. Y lo que más me supera es cuando descubro que la inquilina tiene un barrigón de trillizos por lo menos. No te puedes fiar ni de los caseros. En fin @Galilea no voy a seguir con esta pantomima, porque no quiero que creas que me río de tu maravilloso relato. Perdóname el humor, eres arte puro. Todos mis respetos y un fuerte aplauso. Gracias por darnos a leer tu magnífico relato.

1 me gusta

Me ha encantado!! :heart: :heart: :heart: :heart:!!!

1 me gusta

Uf, excelente de principio a fin. Felicidades. :clap: :clap: :clap:

1 me gusta

Un relato escalofriante, terrorífico, pero bien armado, te mantiene pagado de principio a fin, éste es un detalle que habla bien de un relato.
Abrazos

1 me gusta

Chulísimo. Me gusta ese toque “negro” de crimen y misterio :clap:

1 me gusta

Hoy nos traes un magnífico relato y además con “regalo” completo!!:blush::blush:
Muy buena la trama y el suspense que nos lleva al final…:clap::clap::clap::clap:
Mis aplausos, “Agatha Christie”! :sweat_smile::smiling_face_with_three_hearts::smiling_face_with_three_hearts:

1 me gusta

Brutal!!
Mis aplausos. Mientras lo leía, lo estaba viendo. :clap::clap::clap::clap:

1 me gusta

Me alegra que te haya gustado, compañera. Mi gracias por tu lectura.
Besicos.

1 me gusta

Ay!.. cómo me he reído con tu lectura paralela al relato :joy::joy::joy:
Genial! ¿Cómo se llaman esa serie de pelis que hacen lo mismo con otras películas?? Scary Movie… ¿no? Jajajajaja Pues eso! Muy bueno :clap:t3::clap:t3::clap:t3:
Gracias mil, compañero.
Besicos.

Mil gracias siempre, Tali.
Besicos.

1 me gusta

Muchísimas gracias, Sinmi.
Besicos.

1 me gusta

Muchas gracias, Varimar.
Besicos.

Muchas gracias, Wallace.
Besicos.

1 me gusta

Muchas gracias por tu lectura, María.
Besicos.

1 me gusta

Mil gracias, Marta.
Besicos.

1 me gusta

Wooo impresionante.
@Galilea. Pero que historia es impactante, atrapante, trágica. Que te puedo decir. Gran talento e imaginación lo tuyo.

1 me gusta

Muchísimas gracias, Jorge.
Besicos.