Las disculpas

No importan las palabras, los supuestos
ecos que ocultan noches sin riberas,
sin preguntas triviales, sin fronteras
que acoten la insolencia de los gestos.

Las proclamas, los hechos manifiestos
que supuran veneno, las primeras
e inútiles sonrisas, las banderas
de los sueños gastados y pospuestos.

Ahora que ya nada nos importa,
en algún lugar, alguien, nos reporta
por todas las infamias cometidas.

Y ya no habrá perdón para las culpas,
ni indulgencia plenaria, ni disculpas
que merezcan la pena ser pedidas.

12 Me gusta

Bien lo dicen sus versos, poeta!!! Aplaudo.

"Ahora que ya nada nos importa,
en algún lugar, alguien, nos reporta
por todas las infamias cometidas.

Y ya no habrá perdón para las culpas,
ni indulgencia plenaria, ni disculpas
que merezcan la pena ser pedidas."

1 me gusta

Muchas gracias por tus palabras. Me alegro que te guste. Un saludo.

Excelente soneto! Tiene mucha
“enjundia”…:clap::clap::clap::+1:

1 me gusta

Tan cierto, poeta… tan sabia tu palabra! :clap: :clap: :heart:

1 me gusta

Muchas gracias por tus amables palabras. La vida te va enseñando, siempre. Un saludo.

1 me gusta

Tiene miga , como decimos por aquí.La vida, tal cual. Un afectuoso saludo.

1 me gusta

Buen poema, José Antonio!! :sunny: :sunny: :herb:
Bonitos versos.
Un saludo, amigo.

1 me gusta

Muchas gracias por tus amables palabras. Un saludo.

1 me gusta

Gracias a ti, amigo.
Un abrazo

1 me gusta

Un cañonazo, por la contundencia de la resolución —Aplausos.

1 me gusta

Muchas gracias por la sabía apreciación del poema. Un saludo.

1 me gusta