Intervalos, y otros síntomas de luto

Me duele levantar el vientre
inconexo de un silencio
a la madera sucia de espantos.
Hay fragmentos de mis intervalos afuera,
comen distancias y linternas
antigua cosa, en una palabra.

Me preñaré de cuerpos,
de puntos masturbados de aguaceros,
de trompas girando en un vestido lleno de flamas horizontales.
Misterios de mi lengua en un animal olvidado.

La gente que se marchó,
preguntarán en que luciérnaga enterré a mi papá.

:camera: Pinterest

7 Me gusta

Conmovedora y profunda manera de describir el dolor!!!Aplaudo, poeta!!!

“La gente que se marchó,
preguntarán en que luciérnaga enterré a mi papá.”

1 me gusta

Has viajado en el dolor de una forma magistral, simplificando la nostalgia inmediata…hay versos tremendamente bellos para esta situación.

Los dos versos finales son de locura literaria, el principio de otros poemas.

Me ha gustado mucho leerte.

Saludos

1 me gusta

El luto sordo sumerge al poeta en una eventual hecatombe, que da paso a un segundo tiempo;
el sínthome seria lo que Lacan graficó con un nudo borromi de cuatro círculos, donde el cuarto circulo representa la atadura a la figura del padre que une a los otros tres, (lo real, lo imaginario y lo simbólico) , pero debemos tener presente que Jaques Lacan era considerado por muchos un charlatán y que sufría una psicopatía con el síntoma propuesto por Freud.
¡Ha comenzado el segundo tiempo poeta!

1 me gusta

Tu comentario lleva entre sus líneas la fiebre de mi segunda existencia. Poeta, no es solo aquella ave que se atrevió abrir la jaula, sino también, la que se atrevió a volver… Mantener la lucidez de la memoria, es volver abrir la jaula, volver a reescribirse y reinterpretarse.
Y habrá otras vidas, otras continuaciones en otros padres y en otros hijos…
Un abrazo grande, mi amigo poeta.

1 me gusta

Muchísimas gracias, querida poeta.
Creo que nos habrán vencido, cuando el luto sea una maquinita obsoleta por olvidar…

Un abrazo grande, muy afectuoso, Lucia.

1 me gusta

Me siento muy privilegiado, poeta, por tu generoso comentario.

Un abrazo grande y cálido, Pedro.

1 me gusta

Un poema tremendamente hermoso que duele…
Ese final me conmovió mucho, respira todo el dolor de la ausencia.
Un abrazo enorme para ti, mi querido poeta. :broken_heart: :heavy_heart_exclamation: :hugs: :hugs:

1 me gusta

Muchísimas gracias, mi querida poetisa, por añadir venas a la temperatura de estas líneas empapadas de lluvia…

Un abrazo grande, María .

1 me gusta