Homicidio poético

Lírico.

Soy el autor,
y me responsabilizo de lo que escribo.
Me desconocen mundialmente,
y creo no necesitar amigos.

Prefiero un ladrido
para mis malos actos
como testigo.

En este día, 5 de marzo,
¿Quién sabe que son los idus?
Pero me declaró emperador
del homicidio poético.

Genios amados e idolatrados,
mutilados,
perdiendo en el rodeo de la vida,
una oreja,
esculpiendo cuerpos desnudos,
muriendo en soledad.
A veces dan náuseas tener pareja.
Moraleja:
las mejores obras emergen
tras una celda.

3:00 AM. Hago lo que puedo.
Te busco para agradecerte,
y para que puedas aborrecerme
te prendo fuego.

Ojos esmeralda a medio matizar,
mi musa con pantalón
vestido de gamuza.

Tantas letras tiradas a la basura.
Si un día tu afecto tiene hambre,
no pases de largo,
y este libro aburrido en letargo,
sin retardo abre,
y come de mis adentros
aunque te expreses de mí
diciendo: pobre.

Tú inspiraste coraje,
tristeza, amor lleno de simpleza.
Aún llevo tu voz,
la escucho en la grabación del corazón,
y me embelesa.

¡Te extraño! No es posible.
¿Por qué sin querer haces daño?
Ya para qué me engaño.
Entro al cuarto de la melancolía,
permaneceré allí
hasta que termine el año.

Musa con camisa azul,
de hablar pausado,
de tanta paranoia, sentirte acosado.

Alguna vez, y otras cien,
sentí tu lado desalmado,
y se fundió mi rostro con tus manos.

¿A qué parte de ti no le canté?
Cuantas noches, por mentir,
le marqué a las ventanas de tu cuarto,
y tomado por sorpresa me espanté.
Estabas a mi lado, pero se ahogó el abrazo.

Musa nueva en el lienzo desgastado,
sin más y con todo que decir,
le doy al olvido pincelazos,
para que pierdas presencia,
para que yo pueda dormir
unos minutos escasos.

Jorge Martínez C.
Autor.

Origen de la imagen: Pinterest.

14 Me gusta

Hermoso poema, Jorge.

Escrito desde el yo interior.

Un abrazo.

:slightly_smiling_face:

1 me gusta

¡Te extraño! No es posible.
¿Por qué sin querer haces daño?
Ya para qué me engaño.
Entro al cuarto de la melancolía,
permaneceré allí
hasta que termine el año.

Musa con camisa azul,
de hablar pausado,
de tanta paranoia, sentirte acosado.

Alguna vez, y otras cien,
sentí tu lado desalmado,
y se fundió mi rostro con tus manos.

Tremendo poema, mucha nostalgia, mucho clamor.
Bello!

1 me gusta

Wow, impactante. Un gusto leerte. Saludos cordiales. :hugs:

1 me gusta

Un poema tremendamente original…con ese intento de asesinato de la musa!

Me gustan tus inspiraciones, amigo. Tu creatividad no tiene límites! :clap: :clap:
Abrazos, Jorge.

1 me gusta

Uff que intenso ese homicidio poético, como un conjuro que impacta en el alma y además muy creativo y original en su presentación, amigo!!!:clap::clap:

1 me gusta

Hoy he pasaso a tu poesía, y podré decir de todo menos “pobre”. Te veo sobrado de palabras, de recursos, con una facilidad para traspasar el alma de quien te lee, unos versos que traspasan la retina y te abraza el cerebro, y te hace pensar…
No se si me matas o me haces resurgir de las cenizas.
Simplemente te aplaudo Jorge.
:wave::wave::wave:

1 me gusta

Oscuros y hermoso poema compañero. Me encantó el cierre.

Nota: Por favor incluye el nombre del autor de la imagen o al menos donde está alojada.
Gracias.

Un abrazo

1 me gusta

Guau! Qué pasada… Tremendo poema.
Mis aplausos :clap::clap::tophat::tophat:

1 me gusta

Bárbaro este poema, querido Jorge.
Tienes un estilo tan tuyo… ¡Me encanta!

1 me gusta

Gracias, que honor tu respuesta.

1 me gusta

Gracias, Poeta.

1 me gusta

Gracias por el aprecio al escrito mio

1 me gusta

Gracias, María.
Agradezco mucho tu visita

1 me gusta

Gracias por estar siempre.

1 me gusta

Poeta, como agradezco tu respuesta tan halagadora, que honra.

1 me gusta

Gracias, ya esta corregido y también gracias por leer.

1 me gusta

Gracias a ti :smiley:

1 me gusta

Gracias, compañera y colega.

1 me gusta

Gracias, amiga mía.
No sabes como valoro tu visita siempre.
Abrazos con mucho afecto.

1 me gusta