Exilios II

Duele lo que duele a solas.

El dolor de la encina
en un desierto
refugiada entre las dunas
mudables
con el viento de los grandes titulares.

Duele el tallo verde quebrado
al posarse una mochila.
La semilla que quiso ser árbol
hundida entre los hierros de un andén.
El árbol joven que quiso ser frondoso tronco,
la antigua encina, el viejo roble,
todos creciendo hacia las nubes
todos fracturados, mutilados, quemados,
sacrificados
a un dios del odio sin sentido.

Duelen, más que el dolor,
la soledad y el frío
cuando se apagan los telediarios.
Cuando queda el exilio, la identidad perdida.
Y quedan los sueños arrojados al mar,
el esfuerzo de luchar contra el mar,
ese ir y venir de las olas,

testigos del dolor que sabe a olvido,
al paso de la inclemencia del tiempo.

12 Me gusta

Magníficos versos en este segundo exilio. Te aplaudo, Carmen, sin ninguna duda. Haces sonar tu voz…
Un beso😘

1 me gusta

Cuanto dolor contenido en tus versos… Un poema sentido y profundo que me ha llegado al alma. Un abrazo, compañera.

1 me gusta

Pocos me emocionan, me rompen el pecho con sus palabras…eres maravillosa Carmen!! Bravo!!!

1 me gusta

Es el dolor de tnatos…!
No me puedo quedar insensible, compañera.
Un abrazo solidario.

Los exilios siguen
“Compañera del alama
compañera”
Mi voz pequeñita no puede olvidarlos.
Un beso

2 Me gusta

No sé si estupendo.
Sí salido del corazón.
Gracias @karlosv9 por leerme .

Escribir es pura emoción.
Si no, pocos escribiríamos.
Me alegra que te emocione.
Un abrazo @EnidIsais

Que hermosa poesía amiga. Duele y es bella. Un abrazo.

1 me gusta

No sé si bella, Pero la siento.
Abrazos, Juan Carlos.

La inclemencia del paso del tiempo, y aquello que no pudo ser, son ideas que van y vuelven entre tus versos, como las olas del mar.

El sacrificio ofrecido a un dios del odio sin sentido, de aquello que quiso crecer con ímpetu y con fuerza, me lleva a la imagen del daño que día a día la civilización le hace a la naturaleza.

Hermoso poema con una reflexión profunda.

Saludos @Antigona !

1 me gusta

Exqusito pòema, amiga
Quizás lo que dices en él es mucho más de lo que pensaste, porque va más allá de exilios…
Si no, pensemos el la Amazona…
Abrazos

1 me gusta

Exacto. hay sacrificios humanos y de la naturaleza que ofrecemos a “un dios del odio sin sentido”
Clamemos contra eso!

Gracias por leerme y entenderme amigo @HoracioMoschini

1 me gusta

Qué bello este poema!!

1 me gusta

Pensaba en tantas vidas sacrificadas y olvidadas del mundo. Tanto exiliado sin voz clama al cielo!
Y si pensamos en la Amazonia, sacrificada a un dios deldinero, del odio sin sentido, clamemos alto!
“La poesía es un arma cargada de furuo”
Gabriel Celaya

1 me gusta

Me alegra que te guste. Nunca estoy muy segura…
Gracias Lucía!

Te reitero que me encantó tu poema.
Abrazos

1 me gusta

Gracias Pedro José, por tu aliento reiterado!
Un abrazo, amigo.