Estrellas tibias

(Lírico)

¡La noche nos disfraza los sentidos!
Bajo su manto, podemos ser mozuelos
o unos vividores pervertidos.
Podemos ser querubes en los cielos,
y sobre el suelo, caer como fluidos.

La noche, que, me engulle, no se sacia,
se aprendió mi nombre y mis horarios
y mis gustos más impuros ¡Qué desgracia!
Estoy a punto de pagar sus honorarios.

Los placeres de la noche, son joviales,
tienen la belleza de un Adonis adorable
y la esencia de las flores bisexuales,
y me deja sus aromas perdurables.

Yo conservo en la boca, los olores
de sus partes más sensibles y vibrantes,
y casi no duermo, por hacerle los honores
frente a Dios y sus leyes intrigantes.

La noche no será para dormir, no será
para fingir que me arrepiento,
la noche es un íncubo que me protegerá,
si acaso, remontara el sentimiento.

La noche eyacula estrellas tibias,
y en mi boca temblorosa, te vacías,
y te escucho sollozar cuando te entibias,
en la noche, que cumplió mis profecías

Nuestra noche que, ocurrió recientemente,
mientras tus caricias suaves,
aumentaban el tamaño de mi orgullo,
y con hilos de semen, te moldeaba un capullo,
después, tus palabras revolotearon graves
como luciérnagas de algún verano ardiente.

Jorge Martínez C.
Autor.

Imagen de Pinterest.

7 Me gusta

Vaya poema tan pletórico de sensualidad y misterio.

Versos en los que exploras la dualidad de la noche, como un espacio de libertad y pasión, donde los sentidos se desatan y las emociones se magnifican.

1 me gusta

El comienzo ya derrama libertad y a lo largo de tus versos, cada vez se se hacen más líquidos, en busca de una pasión que arrebata sin espejos prestados.
Toda una muestra de orden cenital buscada sin ambages . En la poesía se premia la búsqueda de la verdad, la virtud del poeta y en este caso, ambos ríos confluyen.

Saludos

Aiii, Jorge, qué alegría volver a leerte!!! Desde el inicio espectacular de este poema, me detuve en estos versos que cito… pero qué inicio!!!

Así de alto y claro!! :clap: :clap: :clap: :clap: :heart: :heart: :heart: :heart:!!!

Explosión de sensualidad y de buena, buenísima poesía.
Me encanta, Jorge :heart_eyes: