Escarcha turbia

-Tercetos encadenados-

[Lírico]

No se olvidar sus labios de granate
y constante me acarician aunque hiere,
y me enjuga su sonrisa que abate.

Su risa nace de un beso que muere,
del beso que besa álgido, pero arde
en mis sienes, y en llagas se me adhiere.

Se adhiere como perlas a la tarde,
perlas rojas de pelvis inflamado,
perlas que inspiran a mi ser cobarde.

Es lanza que florece en mi costado,
caricia que se siembra con paciencia
al tenerlo en mi pecho, recostado.

¡Oh Dios! Como se encaja su inocencia
en el esfínter de mi pensamiento,
y aunque duele lo acojo con paciencia.

Dios, me abandonas en el firmamento
de su sexo extraordinario y gozo
en el presente el néctar del momento.

Soy verano en su ramaje y retozo
extasiado sobre el fruto inmaduro
de sus años, y agitado yo esbozo.

En su eyección nocturna, yo perduro,
yo me siento eterno aunque diario muero
como escarcha turbia en su cuerpo puro.

Se deshace el amor y yo me esmero
porque todo es fugaz como las musas
que desde ahora abordan mi crucero.

Que se diluya su alma, sin excusas,
y que escurra sensual sobre mi lecho,
que nuestras bocas se junten difusas
y nuestras sombras se unan por derecho.

              Jorge Martínez C.
                        Autor.
4 Me gusta

Todo por un beso… Precioso.
Tienes muy buena mano para el clásico, compañero.

1 me gusta

Bonitos versos compañero.

1 me gusta

Gracias por la apreciación,
Abrazos muchos

Gracias por estar amiga
Abrazos.

1 me gusta

Preciosos esos tercetos!!:clap::clap:
Saludos, compañero!