Enigma

Te dejaré experiencia de lo visto
en los rincones donde la pobreza
marcha, con feas pausas, sin belleza
por lugares oscuros, donde existo.

Te dejaré el respeto desprovisto,
de no temer los días de tristeza
con el júbilo firme de grandeza
para vencer el tiempo de imprevisto.

Océanos de aguas muy sonoras
y la vida con sol en los trigales
en imantado enigma por el suelo

a los puros de almas bienhechoras
en esos gestos diarios, naturales,
lejos del negro espanto del desvelo. -

6 Me gusta