Engristecer hacia lo blanco

Busca en ti
esa chispa divina que late…
tanto que combate
en contra de como si fuera un gris ennegreciéndose
hacia la concupiscencia natural de los pécoros sentidos.
Del otro lado, en el hombro
un santo ángel de luz
toca la tecla que te enarrepiente
frío es el susto en la tripla o el cuerpo que te incordia avisa
cuando algo no es de Dios
tú, de carne templo en desidia
el Espíritu quiere habitar como el cuenco del agua encucharándo un pozo
emblanqueciendo con cloro santo —no sin tentaciones—
la curtidez de este gris negruzco.
Abandónate a ÉL
reconoce en ti la minucia
ese hálito
el latir de la chispa divina.-

Chane Garcia.
@ChaneGarcia.

1 me gusta