El balcón

A veces agonizando
puedo asomarme al balcón
y ver lo que está pasando,
abajo todo en una armonía,
aquí arriba sufriendo.
El balcón parece hermoso
el abismo me está llamando
entre cables negros,
entre una llovizna apacible
como las gotas que caen cuando alguien especial muere,
llueve de igual manera
y entiendo
que todos siguen vivos,
que yo me estoy muriendo,
mientras miro el vacío
desde la ventana,
mientras el frío me hace temblar
y extrañar.
Son recuerdos
empañados de pensamientos
que no tienen razón,
no tienen consciencia
y consumen
cada día más
mi cuerpo.

2 Me gusta