De los portales

De los portales ruinosos
cuelgan telarañas de plata.
El pueblo, sediento de aire,
entreabre los postigos a las calles
y un jirón de tarde
queda en las espigas.
El crepúsculo rojizo
vierte sangre
mientras, lejos, como un río,
por la ribera del sueño la luna sube,
crecida en su círculo desierto.
La tarde, que era sombría,
adquiere brillos siniestros.

(Garabatos)

5 Me gusta

Una preciosidad de ocaso el que describes, amigo.
Exquisita tu forma de escribir, como siempre :herb::herb::herb:

Uff que versos más visuales y contemplativos, transmiten paz, poeta!!!:hugs::hugs:

1 me gusta

Gracias, Walla. Siempre tan gentil :hugs: :rose: :rose:

1 me gusta

Me encanta esta estrofa de un precioso poema…:ear_of_rice::ear_of_rice::ear_of_rice::heart_eyes:

Muchas gracias, Ana. Abrazos y buen día

1 me gusta

Me alegra que te guste, María. Muchas gracias :hugs:

1 me gusta