Como si nada fuera poco

Ya están aquí
otra vez
-como si nada fuera poco-
los días plomizos y difusos,
las horas cortas y grises
del atardecer.

El invierno insiste
cada año
en ponerte canciones tristes.

Y tú le das
las gracias
ocultando tus ojos,

asumiendo que las cosas
que no podemos cambiar
también forman parte
de lo que somos.

1
:camera:Imagen: Pinterest.

15 Me gusta

Parece que el invierno se inventó para que los poetas encontrásemos motivos para escribir… Me ha encantado :two_hearts:

1 me gusta

Puede ser que formemos parte de un todo confuso dentro de algo que nos parece poco, pero nada, es nada, es decir pocas cosas son nada. Me alegra haberte leído Alejandro porque se abre la imaginación con tu oxímoron.

1 me gusta

Muchas gracias por tu lectura, @Ayleen-M. Abrazo.

Muchas gracias, @ludico1964. Valoro mucho tu presencia y tu valoración. Abrazo.

Profundos y reflexivos versos, quizás nos cueste asumir nuestras propias limitaciones, poeta!!!

1 me gusta

Qué bonito, Álex.

Me encanta :smiling_face_with_three_hearts:

1 me gusta

Muchas gracias, @Minada. Valoro mucho tu lectura y participación. Abrazo.:blush:

Muchas gracias, @wallacegere. Me alegra que el texto haya sido de tu agrado. Abrazo. :blush:

2 Me gusta

Describes bien esas horas plomizas del invierno. Bello poema.

1 me gusta

Muchas gracias, @Rraffa. Un gusto tenerte en mi espacio de letras. Abrazo.

1 me gusta

Reflexivos tus versos
Un abrazo

1 me gusta

Precioso! El invierno y sus consecuencias…
Bonito final! Abrazo de nuevo, Alex.

1 me gusta

Mil gracias por entrar y comentar, @Magdalena.
Saludos :slightly_smiling_face:

1 me gusta

Muchas gracias, @mariaprieto. Feliz de que el texto sea de tu agrado. Abrazo :slightly_smiling_face:

1 me gusta