Amando la noche

Amando la noche en el arrullo, me la he pasado últimamente. No la noche bulliciosa de los amaneceres estruendosos, musicales o fríos, sino la noche tenue, dulce como el arrullo de momentos en calma; la que trae sonidos de cálidos recuerdos a los que me abandono. Amando la noche, he viajado en retiros eternos, añorando un deseo lejano que se parece al rostro de esos seres amados. Sombra de insectos en hilera que van a parar a las luminarias encendidas
y que parecen tragarse los frutos que caen por el paso de tiempo.

Amando la noche, he escrito mis últimos poemas, con la paz y la calma suficiente, como si esperara a que un ser superior se me aparezca para mirar mis días; porque, aunque no lo quiera, en una noche de estas en las que me sumerjo, terminaré abrazada a mi propio… silencio.

6 Me gusta

Ahh es como una bello romance con lo misterioso y secreto de la noche, donde pululan nuestros sentimientos más profundos!!! Muy ilustrativos poeta!! :kissing_heart::kissing_heart::kissing_heart:

Wow, ese final está bellísimo, me encantó todo. Abrazos cariñosos.

Es maravilloso!!
Un abrazo compañera.

Qué hermoso lo que escribes! Me siento tan identificada con lo que dices…!!
Preciosa inmersión en tu noche!! Abrazos, Lucía.

ah qué hermosa tu prosa, cada frase, cada oración va acariciando con sus dedos de melancolía, el alma poética de tu lector !!

Muy amable Ana María; aprecio tu bello comentario. Afectuoso saludo.

1 me gusta