Adiós II

Aun no he cumplido veintitrés,

apenas tengo diez

y el final feliz de tres

se acabó en este mes.

El nunca regresó,

ni su promesa ni su beso,

ni por mas días que le rezo,

hoy ya no valen ni un peso.

Mamá dice que me quiere,

y debo hacer igual si lo viere,

como es que amas lo que hiere,

es como algo dentro de ti que muere.

La vida sigue ya sin ti,

infeliz o feliz ya no existe para mí,

cerré mis brazos y la puerta abrí

y una vez más tu no estabas ahí.

Ahora sólo somos dos,

y los llantos ya no son agudos,

los que prometen están mudos,

quedan mis almohadas como aliados.

4 Me gusta