A la medianoche y media

A la medianoche y media… la luna llena levantada, tropieza y se gibosa de una lenta menguitud, hasta cuantomenguantarse, íngrima y segura, en el conticinio gélido de una madrugada imposible… la piel tirita.

Esta fase arisca se desnocha y trata de endiurnarse como la nubación de una nata celeste, englauquecida hacia el matutino predio del Sol —jardín de la mañana— hasta morir, toda insolada y resplandecida de puro encandilamiento en el “urno” del horizonte… justo al mediodiärse.-

Chane Garcia.
@ChaneGarcia.

4 Me gusta

Aplausos—y mis y mis respetos— estirar los sustantivos y adjetivos hasta agotar su entera y rigida flexibilidad, es audacia pura en todos los contextos. Le aplaudo.

1 me gusta

¡¡¡Gracias, caballero!!! Sí, yo tengo una especie de obsesión con la Luna —sus fases específicamente— y con lo del otoño.

1 me gusta