Yo no soy arena

Yo no soy arena menudita,

mi vida es bendita, ¿y tú?,

lastre que me sacude.

Yo no soy arena calientita,

yo no soy tu sierva, ¿y tú?,

me quieres polvo, me quieres hembra,

sacúdete tu fatídica sed de arena.

Yo no soy arena

y mis piernas no se cortan, ajenas.

Yo no soy mórbida, ¿y tú?,

arena con imagen de buena,

en mis venas corre, la fuerza que te apena.

Yo no soy arena muerta,

¿y tú?, ¿te crees de arena desierta?

9 Me gusta

Uno puede creerse lo que se crea, la arena es pasajera del viento, se la lleva a otros mares. La arena que no se cuida termina en mi mortero formando parte de un edifico, petrificada con cabilla y cemento, es cierto, ni tu ni yo somos arenas, somos mortales.
—Aplaudo tu poema, es magnifico.

1 me gusta

Ufff … muy buenos estos versos de arena, mucho que leer en el interior de los mismos.

1 me gusta

Hermosa inspiración.

1 me gusta

Muy bueno! Un placer leerte :clap::clap: