Y yo, que te quería

¡Y yo, que te quería en esas tardes bonitas,
con el rocío en la frente bajo ese cielo fantástico!
Cantaba este corazón como con cuerdas de lira,
mientras tú me acariciabas, desnuda…casi desnuda…

Y yo, que te desgranaba mis sonrisas en la alcoba
y era tan fiel y sincera, que hasta Venus te envidiaba.
Me regalabas tus besos, y a mí, qué gusto me daba,
mientras tus labios rodaban y una alondra se asomaba.

Y yo, que desvanecía y en tus brazos me dormía…
y amanecía contigo desnuda…casi desnuda…
Me dabas un beso suave mientras afuera llovía…
y las pícaras alondras cantaban…siempre cantaban.

LUCÍA
Der. Reservados

1 me gusta