Y ya no fuimos nunca más dos almas perdidas

Bajaste por la ladera
que te llevaba a mi casa.
Cruzaste el sendero del arroyo,
seco de tristeza,
hasta hallar el pozo
donde depositaste tus miedos.

Rodeaste mi cerca
y lanzaste miradas al viento.
Susurraste mi nombre
y un remolino de aire
me trajo tu voz.

Abriste la puerta
del jardín, en flor,
y supiste elegir
el ramo que mejor aroma desprendía.

Y lo depositaste en mi alféizar.
Y allí estaba yo,
deseando entender
que ya no éramos
dos almas perdidas.

2022/12/23

4 Me gusta

Muchas gracias, Alfonso. No te haces una idea de lo que me alegra que lo hayas percibido de esa forma, ya que mi objetivo era transmitir ese mensaje.

Un abrazo. :slightly_smiling_face::hugs:

1 me gusta

Gracias de nuevo a ti, Alfonso. Pasa una feliz Navidad.

Un abrazo. :slightly_smiling_face::slightly_smiling_face::hugs:

1 me gusta

Qué romántico poetisa. Bello poema!
Feliz Navidad!

1 me gusta

Muchas gracias, @AljndroPoetry .

Un abrazo. :hugs:

1 me gusta