Y que la luz perdure

Heridas inciertas vierten su sangre,
la vida atravesando un puñado de letras.

No hay mentiras ni verdades
irresolubles.

Tañen campanas, ecos de una voz antigua.

Este mundo desgasta como un aroma esquivo.
Ni siquiera amar detiene
la senda silenciosa del ocaso.

No hay pues otra salida…

Dejar correr la tinta, y que la luz perdure,
es mi única ambición.

Y no pensar en la tumba.
Escribir cada día una línea más.

6 Me gusta

La luz en los versos… y en la vida.
Precioso.
Feliz 2022 :four_leaf_clover:

1 me gusta

Muy bonito.
Saludos

1 me gusta

Gracias compañera! Eso es la poesía, no? Un saludo…

1 me gusta

Muchas gracias compañera! Saludos…

1 me gusta