Y la vida nos sujeta

Boca que vienes de lejos
y te arrastra a la mía
amanecer que das
a mis noches
un color azulado.

Muerte reducida a besos,
a sed de morir despacio,

Luna que tiene la mirada
entre nubes enmudecida,
basta con un roce celeste
para que vibre tu amada.

:art: Pinterest

FefZ93uX0B4q7VB

19 Me gusta

Precioso! :heart:

1 me gusta

Gracias, mi Marta
:rose:

1 me gusta

A ti, mi poeta :heart:

1 me gusta

Ohhh, un poema tan delicado como precioso, Magda.
Me súper encanta :tulip::tulip::tulip:

1 me gusta

Gracias, mi Walla
Un abrazo, poeta
:orange_heart: :rose:

1 me gusta

Me gusta el toque de ilustración y el acento con que pones cada palabras para llevarnos a tu paraíso poético
Gracias

1 me gusta

Uff, muy bello e inspirador poema. Me encantó muchísimo. Felicidades :clap: :clap: :clap:

1 me gusta

Una delicia de poema… con un final precioso, el roce celeste…
Siempre es un gusto leerte. :heart_eyes:

1 me gusta

El dibujo y el color en este lirismo, sujeta la vida a un ismo de deseos y pasión —aplausos.

1 me gusta

Que sutiles versos, bellísimos. Un abrazo Magdalena :hugs::rose:

1 me gusta

Muy delicado y bello.

Bravo. :clap:

:kissing_heart:

1 me gusta

Qué ternura, Magda.
Inmensamente pacífico y vibrante.
Una caricia sin tacto. Un terciopelo para la vista.
Gratitud, alma bella. :rose:

1 me gusta

Muchas gracias, Lilianny por leer y comentar
:orange_heart: :rose:

Gracias, Sinm, todo un placer
tu comentario.
:orange_heart: :rose:

1 me gusta

Gracias, Chus
:orange_heart: :rose:

1 me gusta

Gracias, poeta
Todo un placer tu comentario.
:hugs: :hugs:

Gracias, Loreto
Un abrazo :rose: :hugs:

Gracias, Artemisa
:hugs: :hugs:

Gracias, me encanta tu comentario
Un abrazo, poeta
:rose:

1 me gusta