Y es que el amor

Y es que el amor
precisa de palabras
y de suspiros.

Palabras tiernas
que surjan de unos labios
con inocencia.

Suspiros dulces
que afloren de otros labios
como respuesta.

Porque el amor
es sed en los amantes
que hay que aplacar.

A veces basta
el beso enamorado
y unas caricias.

Pero, otras veces,
se ofrece en el abrazo
y en la mirada.

Y aunque el amor
soporte marejadas
hay que vencerlas.

Los vientos fuertes,
las lágrimas del cielo,
son imprevistos.

Pero los versos
que surgen de las almas,
llevan amor.

Es un poema,
amar a los latidos
de quien te ama.

Rafael Sánchez Ortega ©
04/09/23

3 Me gusta