Vigilia

Yo no quiero lunas en mi patio
tampoco brillos nocturnos
ni ojos de falsa pureza.

Yo no quiero mareas inesperadas
susurros engañosos,
fríos sepulcrales.

Yo no quiero tantos ojos
postrados sobre un cíclope celeste
que ríe de nosotros
y planea tormentas
desde su lado oscuro y misterioso.

Yo no quiero los asombros de la multitud
la genuflexión inmerecida,
la rendición
ante una perfección incomprensible.

Yo no quiero salir a medianoche
como un sonámbulo a mirar el cielo
desde el parque de olvidos
donde recordamos la muerte infinita
que habrá de llegar
cuando la mañana oculte esa quimera.

Yo no quiero lunas en mi patio,
quizás me conforme con tu voz de campanario
que me llama a la vigilia
en medio de la nada.

9 Me gusta

Un verdadero poema de súplica amorosa. :clap::clap::clap::clap:

1 me gusta

@Ve54 , muchas gracias por leer y comentar.

Excelente poema, con metáforas de gran fuerza lírica. Muy bien, poeta!!! Aplausos.

"Yo no quiero salir a medianoche
como un sonámbulo a mirar el cielo
desde el parque de olvidos
donde recordamos la muerte infinita
que habrá de llegar
cuando la mañana oculte esa quimera.

Yo no quiero lunas en mi patio,
quizás me conforme con tu voz de campanario
que me llama a la vigilia
en medio de la nada."

1 me gusta

@luciagomez1956 agradecido con tu lectura y comentario, me estimula a continuar…