Versos de mar

El terco destino grita
que el amante se hizo trizas
y busca dejar dormida
su piel ajada de soles
por los marjales de plata.
Pronto llegará al destino.
La amante lo espera inquieta
en el filo de su lecho
y no cree que mariposas
presagian ignotas horas
volando en todas las rutas.
Lo imagina muy cansado
peleando en tantas noches
sobre la mar agitada.

Va acercándose despacio
por ondulaciones frías.
Carga en su pesado dorso
la historia que fue tejiendo
entre su presente alado.
Y las garzas lo saludan,
cuando rema presuroso
por azarosas paradas.
A veces, alguna lágrima
derrama sobre su pecho
y los piélagos se agitan
con los vientos implacables
que van cantando a su paso
y lloran su despedida.

8 Me gusta

Hermosa historia poética, a modo de la Odisea…:blue_heart::blue_heart:
Me encanta también leerte en clásico, querida poeta.
Un abrazo fuerte, Lucía!:hugs::rose:

En este hermoso poema que nos obsequias se percibe toda una travesía lírica que entrelaza naturaleza y emotividad.

Me deja la sugerencia de un viaje hacia la redención con tus bellas y profundas imágenes poéticas.

Como una bella plegaria de los versos de mar que lloran a su amada, a sus recuerdos, poeta!!!:hugs::hugs::hugs:

Urge musicar este poema (tiene plantilla de canción hermosa), es muy complicado sintetizar en pareados dejando abiertas las ideas al desenlace, en versos de mar, el pareado siembra y crece en la intención del poeta, esa pudiera ser una de las causas del maravilloso resultado —Aplausos.