Verso a verso

Aunque luzca lo contrario
sano es nuestro compartir,
sin tener que discutir
con el supuesto adversario.
Así ningún comentario
a propósito nos hiere,
si lo que querer se quiere
es darle caña al cerebro,
con algún que otro requiebro
que del contrario se espere.

Con deseos de escribir
anhelos comunicamos,
y a la par nos alegramos
al poderlo compartir.
Y qué mejor que decir
que aliviados nos sentimos
si nuestros dones unimos
rimando con gran salero,
sin que se interponga un pero
si es que vivir lo vivimos

Que aclamará su agudeza
el poeta con su verso,
cuando en su ilusión inmerso
escribe con entereza.
Será que con sutileza
su sapiencia la comparte
con elegancia y con arte
de forma incondicional,
con sus glosas de cristal
su más preciado baluarte.

Y ojalá nunca se agote
esa fuente milagrosa,
donde todo aquel que glosa
nos salpique de rebote.
Pues incluso don Quijote
se echaba sus parrafadas
aun cuando con sus trastadas
metía a Sancho en jaleos,
mientras que de sus deseos
se reía a carcajadas.

2 Me gusta