Vamos a ver

Vamos a ver
el mundo de colores
de nuestros niños.

Y para ello
volvamos a la infancia.
¡Seamos niños!

En ese tiempo
jugábamos sin miedo
en nuestras plazas.

En los jardines
el corro y las canicas
eran la moda.

Se oían voces,
gargantas infantiles,
con inocencia.

Ojos divinos,
miradas sin malicia,
daban la nota.

Había calma
y un trozo de la historia
se detenía.

¡Cuánta alegría
los cuerpos rebosaban
y desprendían!

…Vamos a ver,
me dices en presente
y nada veo.

Hoy se confunden
mis ojos, y vacilan,
en este invierno.

Pero seguro
que habrá otra primavera,
con otros niños.

Rafael Sánchez Ortega ©
01/03/23

3 Me gusta