Una mañana soleada

Los pajarillos cantaban
como en la flor de una mañana veraniega.
Es confuso
yo mismo me hago bolas:
no sé si la primavera se espanta por la madura edad que ahora tiene
o si el verano se enniña
tras el auge del calor creciente.

Sólo sé que era una mañana soleada
tupida de florecillas mimosas
aminusculadas
de limonarias mariposas
garabateando en el aire sus fantasmales estelas
huyendo de los pájaros.-

Chane García.
@ ChaneGarcia.

5 Me gusta

Pues me encantó esta mañana soleada! Muy bonito tu poema, Chane!:rose::rose::sunny:
Me gustó mucho ese verbo reflexivo tuyo, “enniñarse”!:blush::blush:
Abrazo fuerte, amigo.

1 me gusta