Una figura

Llevaba un sombrero negro
de anchas alas
para librarse de la luz
y de los cielos.

Había llovido tanto
en toda su vida.
Tenía los ojos secos
y las espaldas caídas.

Chamuscaba dónde devolver
tantas lágrimas
y a quién agradecérselo,
con toda su finura

Se me fue desapareciendo,
poco a poco,
toda una figura,
y a lo lejos.


Pixabay/FreeImages

5 Me gusta

Qué maravilla, Eusebio!! :clap: :heart:!

1 me gusta

Muchísimas gracias Tali
Un cálido saludo

1 me gusta