Una de cal y mil de arena

Esa extraña manía por reconocerme,
me lleva a silbar la melodía de los aguaceros tristes,
perfumando algunas gotas…
incluso dato fantasmas idiotas, hablando sin mi boca, dicen:
que doblé la voz de la sangre en Mistyc River.
Al regresar ,solo los Manes preguntaron…

Una vez has ganado a la muerte con blanca doble,
es imposible volver.

Quedó en nada…
Suturas a besos, pétalos encendidos
y un paisaje que cada cierto tiempo
cambio de mapa para beberme sus sentidos.

Sabe mis pasos, calcula una caricia.

no pude responder. Iré otra vez.

………………………………………………………………………………………………

Por más que neguemos…
Existen los cucuruchos de risa,
niños volando y magos en las esquinas
y no queremos ver.
Tenemos tanto miedo a la ternura
a flotar como humanos,
regalar besos…

huimos, viajeros dormidos en la prisa,
cambiando las palabras… te quiero por te amo,
siempre por tal vez.

Es recurrente calcular el futuro despreciando segundos.
El mar no es una ola, la vida una canción imposible…

Gotas invisibles, gotas para saciarnos.
Déjate beber.

4 Me gusta

Esta imagen es tan potente, Pedro… tanto! :heart: :heart: :heart: :clap:

1 me gusta

Yo amo a la muerte cuando se deja querer…

gracias , Marta

1 me gusta

Precioso, Pedro!! :sunny: :sunny: :herb: :herb:
Bonitos versos, amigo!!
Un saludo

1 me gusta