Un y Nueve

Hay que agrandar la casa,

hay que aprovechar el patio,

son veredas con el verde tan fresco…

(Sabían que había baldíos

pero esa fuerza de lo que trae

aprieto de afectos la mesa y los cubiertos…)

Crúzate de gajos y helechos

y encontrarás la sólida unión

de un mayo sólido…

Trabajo silencioso

En el pueblito de los ecos

Una suma de proyectos…

Un y nueve

amanece con la esperanza

de que sostengas la paz…

4 Me gusta

Qué cálido y furtivo. Tiene ese condimento que si falta, lo sientes. Ese condimento necesario. Una casa dentro de otra casa que hay que agrandar. Y tal vez no es sólo la proyección edilicia. La magia de la ingeniería y de la ingeniería interna en particular. Transmite mucha benevolencia. Más profundo que un charco de agua!
Lo he disfrutado mucho. Gracias, Ester. Un abrazo muy sentido. :blush:

1 me gusta