Un único quizás para sostener la fe

*Nadie salvaguarda
todas las decisiones de la luz.

Entre las respiraciones sonrosadas
de lo invisible,
voluble es la intimidad sacrificada
en un mundo de fugas infinitas.

Como la obscena fosforescencia*
de una trompeta
orbitando la mudez astral
de acuario.

Crin bífida del segundo
cuya obsolescencia perversa
convertimos en un soplo de hierba.

4 Me gusta

Bienvenido a Poémame

¡Saludos!

Hola, espero aportar un punto furtivo a la amplia voz poética del portal
Saludos