Un ladrillo en la pared

Qué miedosas se vuelven las palabras
cuando se asoman al precipicio del papel.
Y empiezan a flirtear las similares,
comienza un baile de letras,
pareadas,
con un ritmo tan ascético,
que se torna aburrimiento
y que suena hasta patético
si le das entonación.

Vosotras volad sin miedo
en vuestra arritmia elegante,
dejad que os malinterpreten,
que entiendan en libertad
la esencia de lo que sois,
vuestra sutil excelencia
vuestra libre acentuación,
y es entonces cuando son,
cuando al ser rememoradas,
o leídas del revés,
o descifradas sin regla ni ley,
se vuelven únicas, inenarrables,
completamente inestables.

Y les da miedo otra vez.
Les da miedo no gustar a quien las lee.
Como si fuera importante.
Sois, sois arte,
perturbación para el cuerdo,
tenéis esencia y carácter,
y la sonora destreza
de transportar lo inefable.

8 Me gusta

Bellísima poesía.

Saludo

1 me gusta

Ahh que versos más libres, más excelsos de la palabra y todo el universo de su interpretación, poeta!!!:hugs::hugs:

1 me gusta

Estimada poeta, me parece una forma más humana que poética como llevas el poema Se hace necesario la conjunción de alma y conciencia en la palabra para dotarla de sentimientos , emociones.

Por si sola, cobra vida si entendemos ciertos verbos, son como bien dice el titulo ,un ladrillo en la pared.

Me gustó.

Saludos

1 me gusta

Esta es para mí la verdadera esencia de tu poema.
Hay que derribar ladrillos y dejarse ver… es arte.
:clap::rose::clap::rose::clap:

1 me gusta

No se puede decir mejor, Bea… grande! :hugs: :hugs: :heart: :clap:

1 me gusta

Muchas gracias por tus palabras :blush:

1 me gusta

Gracias! El arte debe ser siempre eso. Perturbación, agitación.

Gracias :blush: versos libres, me encanta tu comentario .

1 me gusta

Qué belleza de poema!! Felicidades!

1 me gusta