Un amor de verdad. (Madre)

Entonces quiero ser un niño,
la prisa amanece,
ya me nombra la edad.

Repaso las promesas,
tú no pides nada,
porque yo sé poco de silencios.

Tienes ojos de aquellos días,
cada madre está siempre
memorizando nuestras lunas.

Y dicen que en la noche
los latidos tuyos
son golpes en mi pecho.

La vida no se ha parado nunca,
ya nos conocimos
antes de vivir.

Ahora te vuelvo ha encontrar,
hoy es domingo
tu nombre me necesita.

Llegan entonces tus manos,
ya mi abrazo
es más grande que el tuyo.

Llega entonces un beso,
ya no estoy de puntillas,
tu eres un amor de verdad

1 me gusta

Maravilloso. Ese amor que siempre tenemos cerca, que siempre nos cuida, nos protege. Precioso poema. Abrazo!

Gracias.un abrazo