Tu soledad

Y me pregunto ahora
¿ cómo estarás sin mí?
Como un sol rojo sin luna clara,
con el calor apagado y turbio,
como una geografía inhóspita,
con la risa desterrada.
Me aturde tu silencio
desesperado y solo.
Yo no quise, amor, nunca quise
ser ninguna esperanza
ni un milagro.
Habrá que hacerse fuerte
desgarrar el corazón
de los huecos del pecho;
dejarlo en un lugar seguro
y quieto.
Como un niño pobre
se acurrucó en la noche
sobre un umbral de pesadumbre.
Así estarás de solo,
solo de mi amor,
solo…entre la muchedumbre.

10 Me gusta

Maravilla, maravilloso…profundiza las maneras de sentir como un submarino acústico. Aplausos.

1 me gusta

Muy bello tu poema, Fabiana!
:rose::rose:
Abrazos, compañera.:heart_eyes:

1 me gusta

Muchas gracias por tu visita y tu ingenioso comentario. Abrazo!

Muchas gracias por tu visita María! Un gran saludo! :smiling_face_with_three_hearts: :smiling_face_with_three_hearts:

1 me gusta