Tú, la más querida

Tú, la más querida
la mano tibia
que silencia a una serpiente.

Detén mi corazón
que vive en agujeros,
he pasado toda una vida
buscándote.

Quiero vivir
con el desierto gritándome,
con tu sonrisa acordándose de mí.

El abismo es tán anónimo,
tanto dolor con tanta vida,
pura vanidad deseándote.

El tiempo ha devorado
las sombras,
pequeños chasquidos
llamándose.

De piedra es el despojo
que resiste,
amo el poderío de tu voluntad.

La noche brilla escondiéndose,
consuela el castigo
que ha seguido tantas veces.

Ni siquiera el silencio
detuvo la marcha,
fueron fisuras que emigraron
cayéndose al mar.

Tus ojos enormes
son un invierno pasado,
labios temblando
por tantas preguntas.

Resiste,
el instante está arrodillado,
profundo es el sueño
que se acuerda de ti.

Piel fatigada,
atrapada en las aventuras
de muchas veletas.

Nudos que habitan
el vacío de mi soledad.

Tú, la más querida
la mano tibia
que silencia a una serpiente.

Mute.

Photographize.
FB_IMG_1637645590502

5 Me gusta

El amor en tiempos de nostalgia.

:heart: :heart: :heart:!!!

1 me gusta

Muy bello poema, compañero.

1 me gusta

Bellísimos versos, Miguel.
Felicidades :heart:

1 me gusta

Muchas gracias @Tali Martha por leerlo

Saludos

1 me gusta

Muchas gracias @Galilea un abrazo fuerte bien fuerte

1 me gusta

Muy amable
Estoy agradecido @wallacegere

Un abrazo fuerte

1 me gusta