Tu estatua

En las pantanosas barbas del olvido
hasta las transparencias pierden su color,
dentro del último rayo cutáneo
que anuncia tu mirada,
amalgama de retales y vaho,
arrebolando el vidrio del viejo rosetón
que une las catedrales de ese Dios desierto
sin cortinas ni velo,
y espero tu sonrisa en el fuego del cemento,
y el diamantino acorde que te hace estatua.

4 Me gusta

En la brevedad de tu escrito se crea una imagen profunda y evocadora de la memoria y la espera, donde la mirada y la sonrisa se convierten en momentos luminosos en medio del olvido y la construcción de significado.

Excelente.

1 me gusta

Me encanta esa forma de verlo.
Abrazos y mi gratitud.

1 me gusta