Toque de queda

Toque de queda.
Temblaron los mayores
ante su anuncio.

Viejos recuerdos
que vuelven a sus mentes
y corazones

Pero el presente,
con virus y razones
es lo que pide.

De todas formas
los hombres somos tercos
a la obediencia.

Inconformistas
que nadie nos recorte
nuestras banderas.

Si conseguimos
un día, volar libres
y en libertad.

Ahora negamos,
y encima protestamos,
la autoridad.

Pero a la norma
y Ley, hoy le hace frente,
la enfermedad.

¡Maldito virus
que invades con tus dudas
mi intimidad!

Rafael Sánchez Ortega ©
23/10/20

Es cierto que hay que tomar una serie de medidas y aplicarlas para conseguir minimizar y erradicar, si es posible, la incidencia de este virus, como de otros tantos, pero no sé, hasta qué punto, se están limitando y recortando las libertades de las personas y seres humanos que con tanto esfuerzo habíamos conseguido a lo largo de los siglos. ¿Acaso, me pregunto, nos merecemos esto o es que no queda otra solución para que la humanidad pueda seguir existiendo?.. No tengo respuesta.

3 Me gusta

Así es, querido poeta; pero, todo pasará, somos seres humanos enfrentados a tales males. De mucha actualidad su certero poema.

1 me gusta

Gracias Lucía Gómez.

Muy buena reflexión

1 me gusta

Gracias PoetadeAldea.