Tierra de Otros (Mepi 100)

El hambre
a
contracara;
mi
ayer de infancia
bebe vinagre de memoria.

Juega
al ocho la suerte
el dios de todos.
Destierro
mi ser: criatura
deicida y mi cruz famosa.
Mi sombra fugaz de otro cielo;
mi vieja sombra, dentro
de 6 mil años, en otra vida.
El pago
salda
el salmo,
tres rosarios y esta culpa.

Hasta siempre,
el voraz presagio
suelto
en la milagrosa
cruz del ego.

Al otro
falsario
esta prohibición, la tierra
si miente,
salvo
ojos de inquisidora
maldición, y cómo el verdugo
tiene el milagro
por
otro
día más. De consagrada
obstinación más humana
en el verbo,
Y
en mí, El edén me desharapa
con mis alas de barro.

Que
no deshará el alma,
si yo comulgara de oficio;
contigo
decidiremos el presente
libre de pecado, y de todo.

Otrora,
la voz beligerante
ausculta misma
fe
o
al dadá mártir.

Que sufrir del evangelio.
Sólo
al
perdedor en la sal y fuego
derrapado de gloria
Mal extraño
a destiempo y de la palabra.
De costumbre
este ahora,
el mundo crece
sin presagiar tal destrucción
mientras,
de duelo
o
de sufrimiento, cabe
en el haz de esa luz viva.

Del
adversario rifa
monte arriba
por
decir con certeza
larga
vida del sepulturero.

El cielo de abajo
viendo
al
traidor con el mismo fuego,
con quietud, al pacífico hombre.
Y el salvador de todos, viene
resucitando al culpable
con su santo y seña,
sobre
el reino que dejó a salvo
o
veremos
reflejado
el retrato de otros dioses
lejos
de la palestra,
y acaso,
miraremos
desde
la
faz
profética de barro
o
desde un azul cielo
inflado de universo.

7 Me gusta

Cien versos que dejan sin palabras. Toda una proeza. Enhorabuena!

1 me gusta

Que genialidad de Mepi mi amigo Martin, unos versos perfectamente hilvanados con un profundo significado, reflexivo, me encantó esta creación, genial mi amigo, abrazos para ti

1 me gusta

Otra obra que abre brecha en la madrugada del Mepi 100 !

Siempre bienvenido a usar esta humilde propuesta de métrica.

2 Me gusta

Bravo Martin; que manera tan impactante de desplegar sobre la secuencia matemática, un discurso centrado en lo sacro con absoluta coherencia y enriquecido con las imágenes a medio tono entre los abstracto y figurativo; mi fe por ti crece Martín.

1 me gusta

Tu hermosa poesía se acomoda como un guante a la estructura del mepi.
Soberbio este! :heart_eyes::heart_eyes:

1 me gusta