Suicida

Caen copos
encapsulados de tristeza
en la noche nevosa
de los campos de la soledad.

El dolor se hace grande,
más grande que la vida.

En esta primavera las flores
florecen muertas.

Quieres solo: que el ayer,
el hoy y el mañana
se hagan olvido
y todo termine…

Porque esta noche tuya,
abre una hendidura
por donde asoma
una luna tenebrosa.

Una luna que ensucia
con manchas de dolor
todo lo que toca.

Y esto te empuja contra
la pesadumbre.

A las aguas que cubren
los asideros donde te agarras.

Y solo quieres arenas oscuras
para tumbarte y deshacerte.

Y alivio…
y reposo…
y un descanso que te muera
y acabe.

Porque los días
tienen las puntas afiladas
y hurgan en las furtivas heridas,
en esa insoportable congoja
que flota en la luz.

Los tuviste con algunas gotas
de optimismo,
pero al final todos te saben a engaño.

Todos grises,
con el calor frío de la angustia,
faltos sentido y razón,
como brújulas desnortadas.

Vas empujando la vida por esa cuesta
que te deja sin aliento… agotado,
resuelves deshacerte de tu carga
y entregarte al descanso.

9 Me gusta

Wow, sorprendente. Saludos cordiales.

Muy buen poema, @joseantonioborrego
Saludos.

Tremendo y bello poema…con esa sensación de dejarlo todo en el borde…:broken_heart:
Saludos, José Antonio.